8 de enero de 2012

En la unión, está la solución.



Las preciosas cuentas del collar ruedan por el asfalto.






Lees a diario la prensa y te sorprende leer ciertas noticias que son fuertes competidores del taxi y que así se publicitan para quitarnos usuarios o ganarlos, o titulares dañinos y que en su desarrollo menosprecian al sector.

Entras en foros de internet o escuchas las emisoras propias del taxi y todos los taxistas tenemos inqueitudes o alguna sugerencia que hacer para elaborar unas medidas urgentes e intentar paliar los graves problemas.

Pero, ¿qué hay de la marca taxi?.
Casi 16.000 vehículos en el área de prestación conjunta de Madrid que ruedan por las calles, más de 20.000 taxistas ganandose la vida. Las 24 horas del día, 365 días del año prestando servicio. Al salir de la oficina, del domicilio... tienes casi asegurado un taxi que parar. ¿Están los usuarios contentos?, ¿qué esperan de un taxi?, son preguntas que deberíamos hacernos y harcerlas. Es más, propongo hacer encuestas breves en algunos taxis y que nos sean referentes para mejorar.

Hasta aquí todo bien, ahora bien, paremonos y pensemos que está pasando y porque perdemos usuarios. No vale solo la situación económica, algo estamos haciendo mal.

Todas estas cuentas preciosas que ruedan sin control, deberían formar un precioso collar. Seremos competencia entre las emisoras, tenemos diferentes opiniones políticas, tenemos diferentes pensamientos...pero debemos tener en mente una sola razón y es el bien común, llamado TAXI.

Unir, analizar, exponer y crear un beneficio común podría ser una buena solución, porque en el taxi nos vemos como competidores entre todos y no pensamos que somos un CONJUNTO, con una fuerza que podría ser importantísima y que perdemos al estar separados. Si tenemos usuarios, los tendremos todos.

Somos capaces y debemos sacar adelante nuestro trabajo. Dejemos los enfrentamientos, sentemonos y no dejemos que nos coman las competencias el terreno, ni perder más usuarios.

Estoy deseando ver ese precioso collar unido por el bien común.



Buena Caza!!!!

8 comentarios:

Chica-T dijo...

Un sueño que quiero ver hecho realidad.

rixar dijo...

Ya puestos a unir.... creo que somos más de 60.000 en España, y ya que estamos en la Uniòn Europea podríamos incluso pensar en un servicio de Taxi Europeo uniforme....

Taxispace dijo...

Debería darnos igual en qué casa nos pusieramos en común, pero el problema es endémico. No hace falta más que navegar un poco por los foros para ver lo difícil que es. Unos no queremos ir de la mano de otros porque un tercero aprovechará ese trabajo en beneficio propio. Ése es el mal interno, luchas de micropoder capaces de acogotar a 20000 familias.
Mientras, otros trabajan contra una marca que no existe, el taxi.

Saturnino dijo...

No hay mas que pensar en que el pecado capital drl espsñol, según se dice, es la envidia, por eso la unión siempre es difícil, a veces imposible. Los tiempos son difíciles y las pocas salidas pasan por una solución común.

Anónimo dijo...

Datos del sector en Madrid:
Licencias: 15.800
Días de trabajo/mes x licencia: 22
Facturación media x jornada (150 €?)
Facturación anual del sector: (con estos datos): 625.000.000 €.
Todo esto, funcionando sin ningún tipo de criterio de unificación, sin ningún tipo de campaña comercial ni de imagen, peleando entre los propios taxistas...
Ahora la pregunta es: ¿Cuántas empresas en España facturan esta cantidad?. ¿Qué pasaría si se trabajara con otros criterios más empresariales de un bien común?. ¿Si, por ejemplo, se empleara un 1-2% de esta facturación en campaña de imagen y comercial?. Estoy convencido que podría hasta duplicarse esta facturación. ¿Que fuerza no tendría para sentarse en las mesas de Ayto. y Comunidad?...El problema del taxi son viejos esquemas manejados por viejos dirigentes con viejas ideas. Olga, gente como tu es lo que necesita el sector, joven, emprendora y con ideas. Dale caña a tu nueva Asociación. Suerte y enhorabuena.

Uno Más dijo...

Está claro que la unión hace la fuerza, pero ¿quién le pone el cascabel al gato?, el bien común parece un objetivo claro, pero ¿permitirán tantas corrientes divergentes caminar en un mismo sentido?. Ánimo para intentarlo y suerte para conseguirlo, porque la dirección es la correcta.

Consorte dijo...

El símil de las cuentas del collar es perfecto.

José Casamián dijo...

Suerte Olga. Mucha suerte. Porque todo lo demás ya lo tienes.