29 de noviembre de 2011

Un barquito de papel


Y en el mar de tu mente podrás navegar.










No pude evitar mis miradas indiscretas en el espejo retrovisor y recorrer tramo a tramo cada poro de tu piel.

Tú, pelo largo, unos ojos negros a juego con tu jersey, y una medio sonrisa dibujaba tu cara hasta que mi mirada paró en tus manos. Las tenías medio abiertas y resultó casi evidente que ocultabas algo. Continuaba observandote cuando nos cruzamos en el espejo y entonces bajaste la vista hasta tus manos y tapaste tu secreto.

Fui incapaz de controlarme y sucumbiendo a la tentación de saber que escondías intenté por todos los medios averiguarlo. Mi postura me impedía ver, así que me giré disimulando y aprovechando la poca visibilidad que tenía en esos momentos para torcer a la derecha y así clavar mi visión en tus manos.

Menuda sorpresa la mía era algo tan simple a primera vista!!, un barquito de papel navegaba por tu piel, una hoja cuadriculada que podría haber contenido apuntes,una lista de la compra ...
Una sensación comenzó a invadirme mientras imaginaba que cobraría movimiento y acabaríamos surcando el mar, dejando el asfalto apartado.
Íbamos ya navegando por los mares y absorta en el ir y venir de las olas que me pase tu destino y entonces te diste cuenta igual de tarde que yo. Retrocedí y cuando me entregaste el importe vi que en tus manos ya no estaba el barquito, quizás fruto de un arrebato lo lanzaste por la ventanilla y dejaste que otros surcaran los mares.
Vaya, me quedé anclada en la calle mirando como te marchabas y pensando por qué me quitaste el sueño de navegar!!


Aún permanezco varada



Buena Caza!!



9 comentarios:

Chica-T dijo...

Quien encuentre el barquito que aproveche y a navegar!!

Oscar Guil dijo...

Emocionante. Le dejaste sin palabras...

Óscar Guil dijo...

Le no. Me. Maldito móvil.

Uno Más dijo...

Circunnavegando la ciudad en taxi de papel couche...te pasaste el destino por cotilla.

UnAngel dijo...

Hay instantes inmensos, que son mares ignotos esperando ser navegados por barquitos de papel cargados con nuestros sueños.

No importa que los sepamos frágiles, pues corazón marino tiende a navegar aunque el mundo sea plano y acabemos en el abismo.

Pascu dijo...

Somos pequeños veleros.
De madrugada,desplegamos nuestras brillantes velas verdes.
Esperamos pacientemente,destinos envueltos en viento,que nos empuje a tierras recónditas,no exentas de peligros.
Pobres de aquellos que se crucen con corsarios,o malvados piratas.

valkiria dijo...

me emocionaste como siempre corazon!!!, buscare mi barquito de papel!!. un beso desde CADIZ

Chica-T dijo...

Os he visto navegando a todos ;))

Saturnino dijo...

Bonita historia. ¿ Hay taxis de papel en algún mundo mágico? Si los hay se moverán a golpe de viento de amor