17 de septiembre de 2011

Volver

Una vez vaciado el maletero de cubos, palas y aspirado hasta el último rastro de la arena de la playa ya no queda rastro físico de las vacaciones, salvo los recuerdos...




Enciendo el taxímetro y comienzo el recorrido asfáltico de las calles madrileñas.
Vuelven los tópicos, con diferentes usuarios... aunque todo sigue como lo dejé, salvándo algún bache que ha desaparecido, nuevos rádares, o locales cerrados con sus carteles de traspaso. Pocos cambios.
Néptuno sigue igual esperándo la ansiosa victoría atlética, Gran Vía abarrotada, Serrano cada día más pija, Plaza Castilla llena de atestados, el Manzanares a tope con su ribera...
Me gusta Madrid, pasada la depresión asturiana. Pero dentro de unos meses, volveré a necesitar salir a más de 150 km de la gran urbe.

Volver y continuar. Así es la vida.


Buena Caza!!


6 comentarios:

Chica-T dijo...

De nuevo a las andadas... o mejor dicho a las carreras.

José Antonio dijo...

Un beso.

taciturna dijo...

Baches que han desaparecido. Me quedo con eso!

Raúl Paulís dijo...

Que no ye invada la taxi-depresión pot vacacional saluos desde el taxi

UnAngel dijo...

Seguro que han desaparecido todos los granos de arena? Porque mira que gustan de aparecer allí donde menos te lo esperas, y al hacerlo, disparan el recuerdo del calor en los fríos días de invierno.

Un abrazo.

Chica-T dijo...

Me encanta volver a leeros...
Gracias por vuestros comentarios!!