27 de noviembre de 2010

Minutos, meses... hojas de calendario

Todo es cuestión de esperar...

Comienzas el día pensando y esperando que termine cuanto antes la jornada laboral. Con ganas de regresar a casa y apagar el taxímetro (en mi caso) con los deberes bien hechos. Cada minuto, cada hora colocada en una parada hasta que llegue mi turno. Realizo el servicio y vuelta a esperar. Me acompaña la paciencia y así intento llevarlo mejor.

Los viandantes esperando el autobús, esos amigos para tomar ese café a medía mañana, la cita con el médico, el turno de la carniceria....



Y pasa el tiempo....

Cuanto tiempo perdemos!... lo regalamos, sin darnos cuenta que no hay marcha atrás. Las manillas no se detienen...pasamos página en el calendario y volvemos a esperar que nos toque la lotería en el nuevo año... y llegan los propósitos, la comunión de tu hija...y cuando te das cuenta zas te toca soplar una tarta con más velas de las que puedes soplar y te paras y analizas... es hora pues de cerrar capítulos inacabados...¿entonces?
El presente es nuestro tiempo, no quemarlo, exprimir cada segundo y beberlo a sorbitos sin pensar en mañana o en la nueva agenda para el curso que viene...


Buena Caza!!

5 comentarios:

Chica-T dijo...

No esperes, actúa, vive... disfruta!

Saturnino dijo...

Cuantas veces he dicho eso, parece que a nadie le importa perder el tiempo en las paradas, un tiempo que como dices nunca volverá.

UNO más dijo...

Que fácil es decirlo y que dificil actuar en consecuencia sin malgastar nuestro tiempo.
Satur, yo también odio quedarme en una parada.

Sherpa dijo...

Me encanta leerte cuando el contenido de tus post tiene más de Olga que de Chica-T, regalanos uno de estos más a menudo pliiiiis.
Cada cosa tiene su momento, el tiempo no se pierde, se emplea en cosas más o menos provechosas. Todo suma, cada minuto que vives tiene un porqué y te enriquece a su manera. Míralo así.
Sincobesos, que no 5 besos.

Chica-T dijo...

Lo intentaré Sherpa, jolin se te echa de menos!