10 de febrero de 2010

Alicia


Como si de un ritual se tratase, cada día a la misma hora, a las 8:45 de la mañana, Alicia se asomaba a la ventana con su café humeante recién hecho, la radio de fondo y un cigarrillo en la mano.
Pasaba lista a todo ser vivo e inerte; Buscaba al vecino del quinto, un anciano que siempre iba acompañado por su labrador, al repartidor de prensa, al autobús escolar... Así cada primavera con sus geranios floridos, cada día caluroso del verano, en sus caducos días otoñales , y en los inviernos gélidos.
En la última semana había una nueva incorporación a su listado, dos mariposas que se posaban y se alimentaban libando el néctar de sus geranios. Mientras sonaba una canción en la radio, Alicia se imaginaba como los mariposas aleteaban al compás de las música.
Una mañana cualquiera mientras miraba embobada a los lepidópteros llamaron al timbre.
-¿Quién será a estas horas?- pensó en voz alta. Alcanzó la puerta, y al abrir un espasmo la dejó muda. Era la policía.
-Buenos días, ¿es usted doña Alicia Pérez?
-Así es -contestó.
-Traemos una orden de desahucio. Lo sentimos mucho pero tiene que abandonar la casa.
Entonces recordó que llevaba más de un año sin pagar el alquiler.
Antes de salir por la puerta les pidió un minuto. Se dirigió a su habitación y cogió una pequeña caja. Se acercó a la ventana y con sumo cuidado metió dentro a las mariposas. Los policías la miraron extrañada.
-Lo siento, pero sin ellas no me voy. No quiero dejar de bailar con las mariposas-. Los agentes pensaron que no estaba en sus cabales.
Alicia bajó resignada las escaleras abrazando su bolso, y así protegiendo la caja. Necesitaba algo con lo que seguir mirando por esa ventana.
Buena Caza!!!!

15 comentarios:

Chica-T dijo...

Y así sin más...

PHERRO dijo...

A veces me hace falta una ventana, pero para lanzarme al vacío y dejar atrás esta jodida realidad.
No creo que pudiera volar.

PHERRO dijo...

A veces me hace falta una ventana, pero para lanzarme al vacío y dejar atrás esta jodida realidad.
No creo que pudiera volar.

Marisa dijo...

Yo prefiero las libélulas, algún dia te contaré por qué. Preciosa entrada

simpulso dijo...

Lo tuyo con las cajas es... pelín enigmático, ¿no?
Bien traídas tus mariposas. ¡Esa es mi chica(T)!

Sherpa dijo...

Las ventanas siempre tienen algo interesante que ofrecernos ¿verdad?

Bonito post, chica-t. No dejes de bailar, aunque sea con mariposas.

Helión_TaX dijo...

Espero que tenga agujeritos la caja para poder mirarlas al compás de su bonito baile. Que pena.

Saturnino dijo...

Si señora con fondo social y con sentimientos, directamente escrito con el corazón

UNO más dijo...

Ventana a la dimensión de una percepción de ojos acuosos y mentes invernartes un tanto preocupante... una aspirina y alguna alegría

Gusy dijo...

Valla como nos lo curramos. Yo también estoy todo el día en la ventana, esque mi vecina de enfrente……. Ya sabes. Muuuuuu guapo.

manu dijo...

Osea : Alicia debe un año de alquiler y está tranquilamente en su casa ( que no es suya )fumándose un cigarrito ( sospechoso cigarrito ), tomándose un café ( curioso, pa café, sí tiene ) y encima , vá, y le suelta a los polis lo de las mariposas ????.
!!! Alicia lo que tiene es un morro que se lo pisa, y además se droga, que es peor todavía !!!!

VALKIRIA dijo...

kien pudiera bailar con mariposas sin pensar en nada mas. preciosa vision de la vida. me gusta la ventana de Alicia. un besazo chica-T

taciturna dijo...

Alicia significa "cosas verdaderas".
¿Serán también de verdad esas mariposas escondidas en una cajita?
:)

J.L dijo...

En casa hay dos en el mueble del salón... pero bailan poco las pobres estampadas entre el marco y el metacrilato

Chica-T dijo...

http://www.elpais.com/articulo/madrid/taxista/choca/coche/evitar/accidente/grave/Castellana/elpepuespmad/20100213elpmad_7/Tes

Héroes anónimos.