12 de marzo de 2016

Perenne



Terminas de vestirte y coges del zapatero tus deportivas favoritas, las atas bien fuertes, no quieres tropezar y caer en manos del destino, pero si los cordones se soltaran tendrías que agacharte y ahí sin buscarlo, encontrarías el trébol de cuatro hojas que llevas años añorando.
Continuas caminado con el alma siempre llena, pasas tu vida perenne, sin miedo a caer.

Y dicen que no hay mal que dure cien años, pero el tiempo solo es eso, tiempo. Vas repartiendo minutos de tu vida hasta el punto final y guardando segundos para echar de menos lo que un día pensaste que era eterno.

Y es en la oscuridad de la noche cuando piensas en las horas de oro, mientras por tus mejillas caen unas lagrimas y no querrás bañarte en las aguas del mediterráneo, ni pasar quince días en el hotel de oferta con el inserso, no, no acabarás en Benidorm.


Buena Caza!!!

3 comentarios:

Chica-T dijo...

“No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió.”

Saludos taxiales!!

Jose Antonio dijo...

Cuanto tiempo sin pasarme por tu blog Chica TT, creía que ya no existiria y ahí esta, me alegro. Ex Saturnino

Chica-T dijo...

Satur, de nuevo bienvenido, a la que siempre fue tu casa :)