20 de febrero de 2012

Papá, lo siento.






En ese fondo de armario de fotos amarillentas, escala de grises y olor a post guerra, busco tus fotos de niño. También estoy yo junto a ti, dando mis primeros pasos de tu mano. Esas manos grandes que tanta seguridad me daban y que las mías no podrán dar.

Miro tu foto papá y quiero contarte que vamos mal, muy mal.

Cómo explicarte que el tiempo está quemando ideales, y que el consumo va destruyendo una sociedad que está basada en la religión del dinero, del poder y la corrupción.
Qué los españoles comenzamos a pagar las consecuencias del ansía de la especulación y del político ombligista.

Y entonces recuerdo tu inagotable fuente de lucha por el beneficio de los trabajadores. De la unión del pueblo por instaurar unos derechos, mientras vivíais en una época tan dura y difícil que la de ahora no es comparable.
Y ya ves, nosotros perdiendo puntos, bajando escalones...

Sacamos los clinex y decimos adiós a los beneficios sociales,  y recibimos a las medias tintas de la medicina y educación pública, donde la calidad está castigada en un rincón.

Agacho la cabeza mientras te lo cuento, me averguenzo... Si, de saber que no seremos capaces de tomaros como ejemplo. A toda una generación que supisteis darnos una infancia y un futuro mejor y que dejamos que el bienestar vuele sin retorno, sin atarlo, porque no quiere quedarse entre nosotros.

Por culpa de pocos, por culpa de todos.

Dichosa reforma antilaboral, que si me venden la burra... iré en taxi!




Papa, sí por los menos el atleti nos diera una alegría ;))



Buena Caza !!

6 comentarios:

Chica-T dijo...

Mil besos papá!

Chitina dijo...

Muy bueno hermana cariño, me has hecho emocionar y recordar que hay que seguir cabreados con los políticos y exigirles que nos escuchen!!!
A la calle!
A las barricadas!
Mil besos wapa...

Saturnino dijo...

Escribiendo con sentimiento, es lo más importante que has escrito, de momento. Una foto muy guapa. Estamos en un cambio de era, el futuro son los chinos y trabajar como ellos, o nos comerán. ¿De que se puede trabajar si todo lo hacen mas barato, sin seguridad social, sin ningún derecho...?

Javier Fdez. Pastor dijo...

Olga, tan acertada como siempre.
Es lamentable ver como perdemos unos derechos que consiguieron nuestros mayores con sangre, sudor y lágrimas.

Javier Fdez. Pastor dijo...

Olga, tan acertada como siempre.
Es lamentable ver como perdemos unos derechos que consiguieron nuestros mayores con sangre, sudor y lágrimas.

Rintintín versus Milú dijo...

Me gusta lo que escribes