6 de febrero de 2011

Prudencia ante el volante, más nos vale.





Ojala no escribiera este post...


Los taxistas nos pasamos muchas horas al volante, unas 12 horas podría ser la media del taxímetro encendido por conductor, aunque estas no son reales en la conducción, son muchas para tener fatiga y cansancio y  así disminuir la atención o ser un daño colateral en un accidente de tráfico.

Debido a la situación en la que nos encontramos intentamos aguantar las máximas horas posibles trabajando, sufriendo y teniendo posibilidades de tener algún accidente.

Estos últimos días varios han sido los compañeros en Madrid, Barcelona que han tenido accidentes y no siempre por culpa de los taxistas, pero somos tantos y todos los días en la calle que tenemos más riesgos de tener una colisión.

Este fin de semana está siendo trágico para los taxistas, el viernes a las 6:30 un coche invade el sentido contrario en la Cuesta de San Vicente estrellándose contra un taxi, un árbol y una farola. El resultado varios heridos graves.En Barcelona otros jóvenes chocan de madrugada contra un autobús y un taxi.En el País Vasco un taxi cae a un río y el taxista resulta muerto.Por último, eso esperemos, esta mañana en autopista A5 a la entrada de Madrid un choque frontal con dos muertos.

Hace poco copie en un post: "Carta a un imbécil" de Arturo Perez Reverte y hoy cuando la recuerdo se me pone la piel de gallina.

Me gustaría recordar a mis compañeros y a todos los conductores que llevan una máquina de matar en sus manos y hay que ser responsables con esta y con el resto de vehículos que circulan por las mismas vías.

No me gustaría ser carne de asfalto.


Buena Caza!!

8 comentarios:

Chica-T dijo...

No podemos ver las muertes en la carretera como datos estadísticos.
No podemos sacar la violencia a través de un volante. No podemos terminar con nuestra vida o la de otros en el asfalto.

Piensalo cuando te sientes al volante.

Chica-T dijo...

Descanse en paz el compañero. Mi más sentido pesame a la familia.

Chica-T dijo...

El video es duro...como la cruda realidad.

Saturnino dijo...

Mi pésame a la familia del compañero

Mi desprecio a los imbéciles que como anoche circulaban por Saínz de Baranda, zona del Pirulí, que gorra incluida (de noche) circulaba a una velocidad escalofriante ( limite 40)

Javier Noriega Donado dijo...

:-(
Mis condolencias a la familia de los fallecidos y mis ánimos a los heridos.

La gente no se da cuenta de lo frágil que es la vida, y como una tontería te la puede arruinar.

Mucho ánimo a todo el gremio.

UnAngel dijo...

Cuando vi la noticia en lo primero que pensé fue en ti, manu, satur, simpul, y en todos los que conozco de veros por aquí.
No puedo evitar un culpable sentimiento de alivio al saber que no era ninguno de vosotros, pero eso no elimina el hecho, simplemente lo aleja.
Cada perdida es un mundo para sus seres queridos, un mundo que desaparece dejando un vacío enorme. ¿Cómo llenar ese vacío?

UNO más dijo...

Siempre es igual de trágico, pero cuando hay de por medio un compañero que podrías ser tu, da más que pensar.

susy66 dijo...

La gente hace muchas locuras al volante y estas son las consecuencias,los coches no son juguetes, y para conducir hay poner los cinco sentidos en ello a veces hasta el sexto,no se de quien es la culpa,pero si puedo decir que un taxista si sabe muy bien lo que se juega.

Mi mas sentido pesame a las familias de los fallecidos.