27 de agosto de 2010

Ahora tocaba volver


Necesitaba vacaciones y las tuve. Fueron unos cuantos días en Asturias los que me devolvieron el descanso y la desconexión.
El buen tiempo me acompañó practicamente todos los días. Altas temperaturas y el agua del cantábrico más caliente que de costumbre.
Días también para recordar junto a mi prima. Llevábamos desde los años del acne sin estar juntas en Navia.

Pero como todo en esta vida se acaba, volviendo a la realidad, a la gran urbe.

Cómo todavía no tengo demasiadas ganas de trabajar y el calor es sofocante decidí pasar el día en una piscina municipal, ya que ahora la playa quedaba demasiado lejana.

Fue como un sock. Según llegue me encontré con dos personas discutiendo acaloradamente en la cola. En el interior, el césped estaba ocupado por centenares de toallas y en las piscinas el revuelo era tremendo. El guarda de seguridad entraba de vez en cuando llamando la atención a grupos porque mientras unos enseñaban la entrada otros pasaban por la cara.

Nadar era misión imposible, ibas sorteando personas (las señoras mayores que en lugar de nadar van caminando con la cabeza fuera del agua, para no mojarse el pelo, o los niños que se lanzaban las pelotas hinchables y se tiraban encima de ti con total de coger la pelota).

Mientras estaba sentada en el poyete de la piscina, estuve observando todo y me encontré unas escaleras donde iban a parar los enamorados. Ellas siempre permanecían sentadas y ellos dentro del agua abrazándolas. En el solarium un grupo de adolescentes estában intentando tirar a las chicas las agua, mientras se hacían los gallitos.

No puedo olvidarme del pepito piscinas, con su micro bañador y sus enormes gafas de sol controlaba a las feminas del lugar.


Días de verano...


Buena Caza!!!!!!!


2 comentarios:

Chica-T dijo...

Aquí estoy, ahora toca volver a trabajar.

Espero volver a leeros.

Taxispace dijo...

70´S