1 de marzo de 2010

Personajes



Cada día que salgo a trabajar alucino con ciertos personajes que podrían ser sacados de cualquier película de ciencia ficción, suspense. Son simplemente clientes que transforman el asiento trasero en un escenario, donde se urde toda la trama. El telón se levanta cuando el taxímetro entra en funcionamiento y durante el trayecto contemplo las obras maestras.

Cuando empiezan a contarme sus entresijos, o escucho ciertas conversaciones que lejos de sorprenderme me transportan a una tercera fase y soy una mera espectadora de dicha función.


Me llamó la atención aquel abuelito que cansado de esperar el autobús, al pasar por la parada decidió que le llevara a Gran Vía. Tapado hasta las cejas por una bufanda y con mucha dificultad para moverse. En el pequeño trayecto me advirtió de la sorpresa que nos tenía guardada Esperanza Aguirre.
El había pedido una fanta en una cadena de sandwichs, y cual fue su sorpresa que la fanta incorporaba cubitos de hielo. Me dijo que él no había pedido hielos y con el invierno tan duro que estábamos teniendo era justo lo que necesitaba para convertir su catarro en una neumonía. Todo serio y con su nariz tapada me dijo que era un complot de "La Espe" para fulminar a la tercera edad y ahorrarse costes en la Seguridad Social.



Dos señoras, se subieron en una parada de la calle Alcalá y me indicaron un pastelería como final del trayecto. Una vez allí me indicaron que las esperara para devolverlas al lugar de origen. Durante el trayecto de vuelta, fueron buscando un escondite donde guardar aquellos deliciosos pasteles y así degustar aquel botín solitas, ya que no querían compartir con el resto de ocupantes de tan "dulce" hogar su gran adquisición. El resultado entre ademanes, alguna voz subida de tono... fue que durante unos días no se usarían el lavavajillas, y allí guardarían su tran preciado manjar.



Buena Caza!!


12 comentarios:

Chica-T dijo...

Y que no falten, al final y al cabo me hacen sonreír.

NeoN dijo...

Ami montar a esos personajes me encanta siempre te cuentan historias que nunca habias escuchado o te hacen reir......Yo librando hoy...es lo que tiene ser lunes que seguro que no los aguantariaaaaaaaaa

PHERRO dijo...

Hasta los más caradura tiene su gracia cuando les da por hablar.
Saludos CHICA, desde el DFectuoso.

you talkin´ to me? dijo...

Hola, Chica-T
No sé qué habrías pensado si hubieras tenido un usario como yo. Te cuento:
Durante casi tres años, el mismo día de la semana, le pedía a un taxista que me llevara a un lugar que estaba a 200 m de la parada. Doscientos metros.
Una de mis muchas neuras y manías, admirada chica-T.
Lo gracioso es que, una vez llegado a mi destino, me ponía a pasear acera arriba y abajo.
Ahora que pienso la extraña razón de mi proceder, creo que ésta no era otra que la tranquilidad que transmitís los taxistas, o la sensación de relajación que se produce al ir en taxi.
También he sacado la conclusión --muy posiblemente errónea--de que gran parte de la mala fama que se les achaca a los profesionales de tu gremio radica en que estos se pasan muchas horas juntos, a menudo en corro, y todos sabemos que los hombres, mayoritarios en tu gremio hasta la irrupción de pioneras como tú, somos mucho más cotillas que las mujeres. Y nuestro marujeo es más nocivo que el de las hembras.
Creo que ya te lo he dicho alguna vez: no recuerdo una mala experiencia con los taxistas que me transportaron, ya sea aquellos repetidos 200 m u otros recorridos mayores.
Un beso, Chica-T. Mis mejores deseos para tu chico, tus hijas, tu perro y tu gente de Asturias y madrid.

Marisa dijo...

Tengo un compañero que dice que el no cuenta nada de lo que le sucede en el taxi porque cuando lo ha hecho todo el mundo lo cuestiona..jaja. Y es que a veces son situaciones surealistas del todo.

Saludos

Saturnino dijo...

Lo del hielo lo hacen en las cadenas de haburguerias para cobrarte el agua de los hielos a precio de Coca-Cola.

Helión_TaX dijo...

Dí que no. Que todo es una bien tramada estrategia para hacernos ver a los madrileños que tantos hospitales sirven para algo, no sólo para cambiar un poco el monótono y austero paisaje de nuestra queridísima urbe. No me puedo creer que lo hagan sólo por sacar unas perras de más. Sería un hecho insólito. Menos mal que nos quedan los abuelillos.

Saturnino dijo...

Me ha llegado una información que se trata de una estrategia de una asociación para conseguir clientes para el taxi: translados clientes-ambulatorio y viceversa

Helión_TaX dijo...

A ver sí los van a curar en el ambulatorio y se tan a volver andando a casa que con lo artistas que están últimamente cualquiera sabe.

Chica-T dijo...

talkin corazón no sabes la alegría que me dar leerte!!!

chicos, tenemos el miércoles que poner las ideas sobre la mesa.

Saludetes a todos mis colegas neon, pherro, marisa...

Estoy feliz :)))

Saturnino dijo...

Ordago a la grande ¡¡ ah¡ no, eran ideas no cartas

UNO más dijo...

Es de los mejores lugares para contar anécdotas...lo ratifico.Da hasta para hacer un blog